sábado, 15 de noviembre de 2008

Tu ausencia.

Los días se han vuelto grises, fríos, tristes y solitarios, mi corazón nota tu ausencia y espero con ansias moviendo la cola el día en que vuelvas y así poder amarte. Pero el dolor me trae a la realidad y se que nunca mas podrás estar a mi lado.

Que triste es el mundo, que fácil es morir, que cruel es la vida, no tiene caso seguir así, atormentándome día tras día, llorando todas las noches y la solución pasa por mi cabeza mas seguido.

Tu eras mi motivo para vivir, mi alegría, mi todo, juntos formábamos ese pequeño mundo feliz, ahora no hay nada, solo lágrimas, tristeza, depresión, dolor y mas dolor.

Ya nunca mas podre correr a tu lado por el parque, no podre mirar tus ojos, sentir tu piel, abrazarte, besarte, decirte te amo, no, todo eso no sucederá mientras siga vivo en este mundo.

Bajo mi pelaje blanco se ocultan las heridas que me provoco deseando llegar mas profundo y así poder lastimarme en serio y saber que ya no hay regreso, tal vez...

... así pueda estar un poco mas cercas de ti.

2 comentarios:

Lun!ta.. dijo...

Nada màs triste que extrañar a alguien y tener que aprender a vivir con su ausencia :S......

Lara dijo...

Extrañado zorrito: Unos días de permiso de una hospitalización de urgencia me permiten dejarte estas líneas. Van tres semanas y parece que serán dos más... todo para intentar encontrarlas... a ellas, a las que perdí hace mucho... las ganas de vivir. Un abrazo enorme de tu lectora inevitable, Lara